Sesiones de funambulismo.

funambulism.jpg

SESIONES DE FUNAMBULISMO

A veces echo de menos sentimientos a los que solo les pongo cara. O canción. No sé, me gustaría recordarles que existo, que aún sigo por aquí, tomando lo mismo en el bar de siempre, y decirles que pueden contar conmigo tanto como yo (me) cuento con ellos.

Sé que está bien volar a ras de cielo, pero a mí lo que me mantiene vivo es hacer equilibrios entre castillos de naipes. No sé si es porque las vistas me resultan más familiares o porque de tanto jugar al trapecista al final he acabado vacunado contra el vértigo*.

Hace poco, en una mis sesiones de funambulismo, una reina de corazones me dijo que dejarse querer es también quererse un poco a uno mismo, aunque solo sea de aquella manera y con la alarma del futuro condicional activada.

Yo, al oír eso, sonreí como un tonto que no se entera de nada. Me gustaría volver a verla para que me lo explicara mejor, pero la metí de nuevo en la baraja. Como si no me conociera.

De todas formas, creo que lo que mi reina intentaba enseñarme es algo así como que enamorarse es quererse pa’dentro. El problema es que tengo el corazón acostumbrado a tantas sesiones de funambulismo que se asusta fácil cuando intentan rescatarlo.

En fin. El otro día escribí que uno vivirá siempre y cuando siga latiendo dentro de otra persona, así que tendré que creerme, porque conocerme me conozco poco, pero de (d)escribirme sé un rato.

(*) Vértigo. Qué concepto. Siempre me ha parecido atractivo. Hay muchas cosas que dan vértigo. Enamorarse, por ejemplo, lo da, y mucho. Eso sí, qué mejor que tirarte al vacío y aguantarte la mirada mientras caes, porque eres tú quien te empuja a ello.


Puedes seguirme en Facebook,  Twitter o Instagram.

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. ¡Cómo escribes! ¡Me encanta! Y estoy de acuerdo con lo de que enamorarse da vértigo, pero hay que saltar para poder avanzar y para saber qué puede depararte la vida. ¡Te seguiré leyendo! Un saludo.

    Me gusta

    1. ¡Muchas gracias! Bienvenido a este mi mundo 🙂 Espero verte mucho por aquí, entre salto y salto 😉
      ¡Un saludo!

      Le gusta a 1 persona

  2. Marta Gr dice:

    Realmente buenissimo!,
    El amor da vertigo, y vaya si da!, da vertigo, miedo y en ocasiones se sufre, pero ante todo, debemos querernos a nosotros mismos i aprender a enamorarnos a nosotros mismos, de esa manera seremos capaces de enamorar a otros.
    Buen post!!!!! Saludos! 😙

    Me gusta

  3. Muy bonito! Me ha gustado encontrar tu espacio. Te felicito por él!

    Me gusta

Ahora te toca a ti.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s